jueves, 31 de agosto de 2017

Territorio Ferrari


Si no hubiese escrito el sábado que Ferrari jugaba a la contra en Spa e hizo durante la clasificación lo que tocaba hacer en territorio hostil [Las carreras son en domingo], seguramente hoy no estaría escribiendo esto.

Vettel, en Bélgica, recuperaba el tono que le alababa en abril pasado [¡Bienvenido, Sebatian!]. Desde luego podemos leer su carrera de Bélgica en términos de éxito o fracaso, pero en cuanto a inteligencia, el alemán demostró estar más interesado en preservar su máquina que en vencer a Hamilton en un terreno que venía como guante de gamuza al británico.

Shut up like whore


En foros, redes sociales y mentideros de internet, se ha instalado la idea de que Mercedes AMG ha metido un gol por toda la escuadra a la FIA (y por ende a Ferrari) a cuenta de la mezcla de aceite y de ahí no se apea nadie...

Queda bonito lo de gol por la escuadra, lo reconozco, y podría incluso comprarlo si el portero hubiese hecho amago de intentar parar el trallazo. 

miércoles, 30 de agosto de 2017

En Monza, Mario


Paradójicamente, el último gran año de La Scuderia con Enzo Ferrari al frente fue a la vez tremendamente doloroso y trágico para la rossa. La de Il Cavallino conquistaba el Mundial de Marcas 1982 pero lo hizo pagando un enorme precio.

Gilles Villeneuve perdía la vida en el circuito belga de Zolder el 8 de mayo de aquel año y el número 27 quedará vacante hasta el Gran Premio de Holanda, cuatro carreras después, cuando el francés Patrick Tambay ocupa el volante del canadiense y se suma así a la tremenda labor que está desarrollando en soledad su compatriota Didier Pironi, titular del dorsal 28.

Informe de avances [Bélgica]


Mientras ahí fuera la gente sigue retratándose, y mostrando que al final, estar informado o eso consiste básicamente en tirar de prensa extranjera con el traductor de Google porque aquí no sabemos crear contenidos ni propios ni diferentes, ni aportar otras perspectivas, ni mucho menos mojarnos lo pies, vamos a echar el ratito hablando de auténtica Fórmula 1 porque para lo otro ya está el Sálvame.

Ha trancurrido el Gran Premio de Bélgica y como cosa buena nos ha dejado que sabemos por fin que el MCL32 no era chasis sino podenco, vamos, que sin unidad de potencia hace agua por los cuatro costados. Dicho en cristiano: si hemos llegado hasta aquí ha sido, entre otras circunstancias, obviamente, gracias a que Honda y McLaren se han encontrado hace tiempo aunque si el asunto se muestra delicadito con cualquiera de ellos, los resultados no florecen ni a la de tres.

¡Y más allá!


En mi infinita ingenuidad me ha pasado media vida creyendo en el sentido expansivo y optimista de la coletilla pronunciada por Buzz Aldrin en su famosa frase «Hasta el infinito... ¡y más allá!» [To infinity... and beyond!], archiconocida entre la chavalería gracias al astronauta de juguete Buzz Lightyear, pero ha sido toparme con el engendro de proyecto celebratorio de los 40 años de la mítica de Didcot en Fórmula 1, y descubrir que también puede producir pesadillas: Hasta donde yace Cthulhu... ¡y más allá!, por ejemplo.

Cuanto más lo miro menos entiendo que ha sacado Williams de este año cochambroso, en el cual, mi Felipe y el Lance de Lawrence se han encargado de hacer malo un chasis que prometía lo suyo, impulsado para colmo, por una unidad de potencia que, se dijo, fue la prenda entregada a cambio de soltar a Valtteri allá como en diciembre pasado.

martes, 29 de agosto de 2017

Un clásico


Ferrari ha vuelto a trampear al personal. Adelantando el estreno de la cuarta evolución de su unidad propulsora, podrá consumir junto al combustible 1'2 litros de aceite cada 100 kilómetros hasta que finalice la temporada, mientras que sus rivales y clientes tendrán que joderse y sólo podrán mezclar 0'9 a partir de Mon... ¿Pero qué coño estoy diciendo? ¡Un momento! ¡Ha sido Mercedes y la gente está aplaudiendo por lo listos que han sido los de Brackley...! Oh, wait!

Ya sabemos que los pecados de la rossa son cuantitativamente más graves que los demás. Así ha sido siempre y... bueno... Pero esto de la estrella de tres puntas es, en mi humilde opinión, un mear los pantalones del respetable con el permiso explícito del impresentable de Charlie Whiting y los que ahora mismo ríen la gracia a la anglo-germana pero se quejarán después de lo descompensadito que está todo, explicándonos a renglón seguido y aunque no queramos, que esto es deporte a pesar de que no lo parezca ni por asomo.

35 sensores se balanceaban


Cuando escuché el domingo que Honda no sabía a qué se había debido el supuesto problema que llevó a Fernando a abandonar en la vuelta 25 del Gran Premio de Bélgica, pensé inmediatamente en el sensor que no se había enterado el sábado de que el asturiano abordaba Pouhon con el pie a tabla. Cuando horas después, se insinuaba que Alonso podía haber abandonado la carrera porque estaba hasta las narices y le había dado la real gana, y pensé, cómo no, en que la peña que dice tenernos al cabo de la calle lo que no recuerda es la canción de los elefantes en la tela de araña.

Que un sensor no interprete adecuadamente qué hacen un coche y su piloto entra dentro de las cosas posibles aunque no por ello deje de poner los pelos de punta: ¿quieres reinstalar Windows...? Que la motorista haga caso del conductor y decida meterlo a garajes por si las moscas, parece lógico, aunque entiendo que haya quien coja este rábano por las hojas y haga currículum para que Íker Jimenez lo lleve al plató de Cuarto Milenio como especialista en cosas raras, pero raras raras de cojones.

Moneda de cambio


La reciente renovación de Vandoorne ha producido un pequeño seísmo entre los cazatalentos. McLaren, argumentan, debía haber dado una oportunidad a Lando Norris, indiscutible figura emergente que como todo buen piloto promesa, de momento es más promesa que buen piloto, al menos en lo que a la Fórmula 1 se refiere.

No tengo nada en contra de los jóvenes valores que hacen cola para ocupar un buen volante, pero me hablan de tal o cual émulo de Verstappen, miro luego a Lance y a mi Felipe como titulares de Williams, y se me pasa el calentón como a quien le vierten encima un balde de agua fría, que sé que me entendéis.

lunes, 28 de agosto de 2017

Oh my god!


Creía haber escuchado hace relativamente poco, o leído, o yo que sé, que se había visto a unos cuantos japoneses abandonando Woking, lo que auguraba una inevitable estampida de Honda. Hoy sabemos —o creemos saber, sería más apropiado decir—, que a los del sol naciente no los sacan de allí ni con agua caliente y vinagre...

Ayer mismo os animaba a comprar palomitas [Honda y la sandalia de Brian], aunque transcurridas unas horas, pienso que a lo mejor lo que nos hace falta es tonelada y media de ansiolíticos por cabeza, pues la cosa viene más fuerte de lo que imaginaba.

Caballo de guerra


Si te pasas la vida alabando el W08 de Brackley como si fuese una maquinaria del mismo cuño que sus hermanos mayores (W05 a W07), ocurre que llega una prueba como la de ayer y quedas como el culo afirmando en público que Lewis estuvo francamente soberbio...

Obviamente falla algo en este sencillo diagrama. Si el coche es como los anteriores y no tiene rival conocido, el piloto británico tendría poquito mérito obteniendo la victoria el Gran Premio de Bélgica, incluso consiguiendo el sábado la pole número 68 de su carrera profesional en Spa-Francorchamps. Pero lo cierto es que a pesar de que la disputa fue a la postre bastante previsible en la cabeza, Hamilton destiló brillantísimas sensaciones en un territorio que a priori era propicio a Mercedes AMG sí o sí.

No estuvo bien, Checo


Lo creáis o no, todo buen bloguero que se precie de ser llamado así, siente tarde o temprano la necesidad de dejarse llevar por eso que se entiende por tendencia, vamos, lo que gurúes y analistas consideran importante, no más. Así que como es tempranito y casi acabo de caer en la cuenta de que este próximo fin de semana también hay carrera, voy a echar el ratito de primera hora de la mañana dejándome mecer por las turbulentas aguas que dicen que golpean Force India.

Sí, parece increíble, y terrible, pero el rifirrafe habido ayer entre Sergio y Esteban en tierras belgas está alcanzando cotas totalmente imprevistas, casi histéricas. 

domingo, 27 de agosto de 2017

Love Runs Out


La baza buena de Milton Keynes es Verstappen pero su coche ha cascado pronto, lo que ha supuesto que libre de trabas burocráticas con el apparatchik de su escudería, Ricciardo haya vuelto a dar una bonita lección de saber estar y saber hacer en sobre el asfalto de Spa-Francorchamps.

Llegados a estas alturas de la temporada, cuando las cuentas les salen tan bien y fácil a otros, no creo que costase nada reclamar para aussie junior un mejor estatus en Red Bull, aunque como sucede siempre no sirva de absolutamente nada.

Honda y la sandalia de Brian


Si hacemos un reduccionismo loco loco, pero loco loco, detrás de todo esto de saber qué pasa con Honda y con el futuro inmediato de Fernando hay unas ganas terribles por marcarse un tanto en los medios que cubren la Fórmula 1, tanto aquí como allende nuestras fronteras.

El agosto ya se ha hecho. A tontas y a bobas, las tragedias de la japonesa y el español, colateralmente también de McLaren, han dado clicks suficientes durante estos meses pasados como para justificar la supervivencia de unos redactores que apuestan por lo vacío en vez de por informar verazmente. No vieron que Rosberg se iba, entendieron que la italianización de Ferrari iba a suponer una nueva china en el zapato de la rossa. En fin, Newey iba a machacar con una mano atada a la espalda a los de Brackley...

Lo que nos perdemos


Cuenta la leyenda que a los monoplazas de Fórmula 1 les quitas los colorines y salvo por algunos detalles son todos idénticos...

Exageración o no, lo cierto es que el reglamento origina que apenas exista espacio para la creatividad, con lo cual, hace falta un auténtico milagro para que tal o cual coche se diferencie realmente de sus rivales. La guerra, por llamar a todo esto de algún modo, reside en el manejo de los matices, y es ahí donde los ingenieros se aplican de verdad.

sábado, 26 de agosto de 2017

Las carreras son en domingo


Los Grandes Premios se disputan y terminan en domingo, razón por la cual, hasta el rabo todo es toro en cuanto a Ferrari se refiere...

Soltada la perogrullada del sábado, os confieso que me tiene intrigado por qué seguimos usando el catecismo de temporadas anteriores para discernir lo que sucede en ésta. 

La 68 de Lewis


Igualar a Michael Schumacher es bastante más complicado que hacer sus mismos números, no sé si nos entedemos.

Comprendo que haya cierta alegría entre las filas de quienes idolatran este tipo de gilipolleces, pero que Lewis haya clavado esta tarde la misma cantidad de poles que consiguió el heptacampeón del mundo durante su dilatada carrera, sólo supone una simple anécdota.

viernes, 25 de agosto de 2017

Lauda vs. Fernando


Hay un cierto tono de reproche en las últimas palabras que ha dedicado Niki a Fernando que hacen que sienta franca envidia por los que pueden sentarse frente al austriaco. Da lo mismo que hagan las preguntas correctas o no acierten con ellas, pagaría lo que no tengo por pasar una miserable hora al lado de uno de los hombres que más admiro. 

Lauda no necesita explicaciones. Ha hecho lo que ha querido, y si sobre la pista era un delicado y portentoso Nuréyev en seco y en mojado, ello no quita para que siga siendo el mayor bocachancla que tenemos, cosa que no está mál para los tiempos que corren, tan inclinados ellos a lo políticamente correcto y a no levantar ampollas.

No llueve en Spa


Que no llueva durante el Gran Premio de Bélgica no significa otra cosa salvo que iremos a una sola parada en una prueba que merece que nuestros mayores se levanten de sus tumbas, y en pie, nos pateen el culo por haber sido tan imbéciles como para haber consentido que hayamos llegado a esto.

Me siento un poco vacío, así que espero que me disculpéis si hoy me desfogo a cuenta de esa diferencia de ángulo que hace que nuestros adalides de la literatura informativa se dediquen a decir ¡oh!, ¡ah! en cuanto se prevé agua durante el transcurso de una carrera, la que sea. 

Adopta a Palmer


La vida es demasiado corta como para tomársela tan y tan en serio. Palmer lucha en estos momentos con Stroll, Magnussen y Ericsson, por ser la muestra de laboratorio que da validez a todo lo demás que sucede en la parrilla, y por eso mismo, porque sin personajes como él nada tendría sentido, el británico merece un cierto respeto.

En la parte baja de la tabla también se pelea sin compasión, como arriba, pero en vez de por ser el mejor, como aconseja la razón, por evitar ser el peor, que no sé yo si esto aporta más alicientes a Jolyon en su fuga de Colditz que a Lewis o Sebastian en su lucha por el título. Habría que mirarlo detenidamente, desde luego, pero el hijo de Jonathan no parece un tipo cómodo con la situación que está viviendo, lo que apunta a que sabe perfectamente que así no vamos a ningún sitio. 

miércoles, 23 de agosto de 2017

Cien mil Ítacas


Hay quien aspira a envejecer rodeado de recuerdos y quien se consuela pensando que Ítaca le seguirá esperando entonces, a pesar de que nunca se atrevió a mojar sus pies en el Mediterráneo.

Ulises sí la buscaba, y se hacía mucho más fuerte cada vez que el mar lo derrotaba. Ítaca una vez, Ítaca dos. Ítaca en un centenar de ocasiones, inútiles, la mayoría. Nítida en el horizonte, niebla más allá de la niebla; por la banda de estribor, a popa, entre arrecifes, miedos, rompientes, augurios y sirenas. Hoy asequible, mañana esquiva, Ítaca siempre inalcanzable. Mil, diez mil, cien mil...

martes, 22 de agosto de 2017

Doctor Livingstone, supongo...


Dios, que me quiere mucho, sólo me dijo al nacer: sé buena persona, un buen hombre... así que desgraciadamente no he tenido la fortuna de que el Altísimo me indicase quiénes eran los buenos y los malos, a quién votar y a quién no y esas cosas...

Por razones que no vienen al caso ahora, mi vida transcurre en estos momentos dando por el saco a todo el mundo, una actividad bastante sana, no os creáis, de forma que mientras muchos pretenden dormir tranquilos pensando que a Fernando no le quedan muchas oportunidades para integrarse en escuadras diferentes a McLaren, me he dicho: ¡Anda. Jódeles la noche!

Cuando el hombre es más que el mito [Roberto Carozzo]


Juan Manuel Fangio es casi con toda seguridad, el mejor piloto que ha dado nuestro deporte desde que los viejos dragones desaparecieron con la Segunda Guerra Mundial. 

Tal vez sea el último de sus representantes, quién sabe, aunque a estas alturas de la película importe poco. El Chueco es sinónimo de grandeza al volante, de escuadra, cartabón y compás trazando curvas, de velocidad en recta... Respetado hasta la devoción por la mayoría de pilotos con los que convivió o le siguieron, era delicado con las máquinas que conducía y llegaba a tal grado de simbiosis con ellas que resultaba complicadísimo encontrarle fisuras una vez había arrancado su auto.

lunes, 21 de agosto de 2017

Issues


Todos los veranos se me mete una canción en la cabeza y no hay manera con ella. Este año le ha tocado a Issues de Julia Michaels.

No he valorado todavía si me conviene escuchar su letra o cometo pecado. Después de que al bueno de Joaquín (Sabina) me lo hayan demonizado más de lo que ya estaba, confieso que me da reparo dar al play, que uno nunca sabe qué oscuros impulsos acechan desde las sombras de unos versos o unos compases...

No se trata de esperanza


Sinceramente, no hace falta ser muy espabilado para leer entre líneas que Liberty lo va a tener jodidísimo para incorporar un nuevo motorista en el medio plazo. 

Está bien que se invite a Porsche, a Cosworth y a la madre que parió a Peneque a cuantas reuniones se celebren para dibujar el horizonte que tiene ante sí la Fórmula 1 a partir de 2021, la norteamericana lidia con el mismo problema que tuvo Bernie en su día: los fabricantes disponen de un control abrumador sobre el deporte y no lo van a soltar así como así.

domingo, 20 de agosto de 2017

Alerón para torpes [y 04]


Adrian Newey es el ingeniero de la parrilla que más va a exigir a sus creaciones a partir de 2009. Obviamente, va a utilizar todos los recursos a mano para conseguir sus propósitos. El alerón delantero es uno de ellos.

Al inicio de la aplicación de la normativa de ese año, recordemos que el pack del ala anterior ofrecía dos posiciones que, se suponía, quedaban al arbitrio del piloto. Oficialmente era un sistema que permitía adelantar porque en la práctica aportaba dos soluciones aerodinámicas distintas. Una con mucha carga, mucha downforce (sustentación invertida). La otra, por el contrario, con muy poquita, lo que a la postre facilitaba acercarse al coche que iba delante.

sábado, 19 de agosto de 2017

Kimi a medianoche


Toto Wolff ha dado un susto de mil demonios a los que creían que en Maranello los dos conductores disfrutaban de idénticas oportunidades, y a los que pensaban que a Kimi se le había pasado el arroz, les ha metido un patadón entre pierna y pierna al afirmar que «está claro que Ferrari se ha centrado en un sólo piloto...»

Sea como fuere, las palabras de Torger a La Gazzetta dello Sport —así le llamaba su madre al austriaco cuando se portaba mal—, abundan en esa geometría supuestamente diabólica por la cual, el jefe de un equipo acusa a otra escuadra de tal o cual cosa y colige ante los medios que esa circunstancia lo avala para tomar decisiones importantes. 

Enzo y los bárbaros


Que estar entre los mejores sea una manera bastante segura de optar a ganar, no implica que aplastar siempre a los rivales resulte algo bueno, ni, desde luego, la mejor de las estrategias comerciales. A las pruebas me remito: Vettel acabó aburriendo al más pintado enseñando tanto dedito entre 2010 y 2013, por no hablar de la turrada que nos ha metido Mercedes-Benz de 2014 a esta parte... 

No, no es bueno ganar así ni para la marca ni para los protagonistas de los triunfos.

viernes, 18 de agosto de 2017

Los santos inocentes


El Gran Premio de Bélgica está al caer y hay como un cierto sabor a caravana de retorno en las redes sociales que ha coincidido con la masiva inundación de imágenes del juego F1 2017 de Codemasters, cuya fecha de lanzamiento mundial es el próximo día 25... ¡Equilicuá!, primer día de entrenamientos en Spa-Francorchamps.

La coincidencia no es otra cosa que el fruto de sesudas reuniones de la gente del marketing en pos de encontrar el momento más adecuado para ponerlo a la venta (sic), más o menos como Indiana Jones buscaba el Arca de La Alianza pero en paranormal y pseudocientífico, en más paranormal y más pseudocientífico quería decir.

jueves, 17 de agosto de 2017

Amanece en Montjüic


Ya no hay suficientes «Je suis» con que colmar tanto vacío y esta noche amarga, sin ganas apenas de nada, recuerdo lo que escribí hace apenas unas horas sobre eso de que las derrotas acostumbran a ser argumento en toda victoria. 

Barcelona ha sido golpeada por el demonio de la incertidumbre esta tarde, y en Gorliz, cuando los gatos arrullan a la luna, pienso en los miedos que tuve y jamás confesé, en lo que supone imaginar que te puede ocurrir a ti o suceder a uno de los tuyos, en la gente que entrará en las próximas horas en Nürbu esperando encontrar un milagro que la saque del aturdimiento. Algo a lo que aferrarse, algo que niegue la crudeza psicópata del mundo. Algo, en definitiva, que ayude a conciliar el sueño...

Claro que hay respuestas


Estad tranquilos, no voy a desperdiciar el ratito escribiendo sobre los que esgrimen citas del pasado, o cifras y datos, como si fuesen espadas láser en Star Wars, ni mucho menos a meterme a desbrozar el jardín de geranios donde se distingue perfectamente quién es gente normalita y quién aficionado muy aficionado y mucho aficionado, que diría don Mariano.

Vaya por delante que me alegro infinito por los que lo tienen tan claro que jamás discutirían que Terelu Campos merece más reconocimiento como escritora porque vende más ejemplares que don Mario Vargas Llosa, aunque a lo peor todo se reduce a aquello que respondió Juan Marsé a Maria de la Pau Janer tras haber ganado el Premio Planeta 2005, certamen del que el barcelonés era jurado: «No te confundas, estoy hablando de literatura y no de vida literaria.»

miércoles, 16 de agosto de 2017

La zona de confort


Que me corrija alguien si me equivoco, pero se entiende por «zona de confort» todo aquello que nos produce miedo abandonar, incluso los miedos, valga la redundancia, que como silenciosos testigos decoran nuestro pequeño hábitat diario repleto de incomodidades a las que no sabemos ni queremos renunciar.

San Roque en Portugalete, mi pueblo natal, y este dieciséis de agosto se consume entre mis dedos mientras pensaba hace un instante en qué será de mí pasado mañana, ahora que por azares de la vida he descubierto que han empezado a cobrar sentido las muchas guerras que he peleado y de las que casi siempre he salido derrotado.

Alerón para torpes [03]


Terminamos con esta serie en esta misma entrada. Como os prometí, mañana publicaré otra, a modo de colofón, intentando explicar el interés que tenía Adrian Newey en utilizar la flexibilidad en el ala anterior desde prácticamente el estreno de la normativa 2009, pero básicamente acabamos aquí porque el periodo comprendido entre 2014 y finales de 2016, supone terreno yermo para el desarrollo del alerón delantero.

El reglamento 2014 impone el morro inclinado y un escape con salida única, lo que a la postre supone un enorme retroceso en el apartado aerodinámico: menos aire delante y menor influencia del difusor atrás. El protagonista de esta saga mantiene sus dimensiones, y doy por seguro que nos habría ofrecido sabrosas sorpresas de no haber interferido la aparición de las unidades de potencia híbridas.

Brick England [Honda]


Lo cierto es que ésta ya nos lo sabíamos, así que los menos que podemos hacer es fingir que la cosa nos ha pillado por sorpresa o nos ha dejado patidifusos de la muerte, y exclamar llevándonos las manos a los carrillos: ¡Que Honda resiste y de aquel divorcio tan cacareado con la inglesa ¿nada de nada...?! ¡No me lo puedo creer...!

Bueno, ya hemos hecho méritos para una portada en la prensa rosa, con exclusiva incluida, y si la cosa se pone realmente bonita, para hacer un De Luxe en Telecinco, pero tampoco nos vengamos demasiado arriba ahora que hemos tomado conciencia de que vamos muy por delante de los bien informados, y recordemos juntos aquella vieja entrada que escribí en abril [Cuidado con los «Saltos de Fe»] en la que advertía: «... tras cualquier cosa que parezca milagrosa en Fórmula 1 acostumbra a haber toneladas de trabajo y esfuerzo.»

martes, 15 de agosto de 2017

Las lágrimas de Gene


Puntualmente, fiel a la cita, Gene Haas ha comenzado a reflexionar sobre lo crudete que anda el negocio como hizo el año pasado, fecha de estreno de su escudería en El Circo, y seguramente como hará el año que viene por las mismas fechas, más o menos.

No le falta razón al de Ohio ni pretendo quitársela. La Fórmula 1 es, actualmente me refiero, un enorme monumento a la desigualdad que se explica en base a que hay uno, dos y con suerte tres equipos, que son mejores que el resto porque al resto no le queda otra que ser peores, que diría don Manuel Alcántara. 

El año de Hulk


El campeón de la edición 2015 de la 24 Horas de Le Mans junto a Earl Bamber y Nick Tandy, iba para repetir hazaña al año siguiente, pero Bernie se sacó de la manga un Gran Premio de Europa en Azerbaiyán que solapaba fechas con la gran cita de La Résistance y allí terminó todo.

Mira que resultaba sencillo tirar del hilo que había tendido Nico...

lunes, 14 de agosto de 2017

Días de trueno


Ferrari tiene ante sí un retorno del verano bastante complicadito y Sebastian va a ser quien tendrá que bailar los compases más ásperos...

A priori no está fácil el asunto, para qué negarlo a pesar de que sigo confiando en el SF70-H. En el Gran Premio de Bélgica, por ejemplo, Maranello tendrá que aguantarse las ganas de quemar con el combustible un poquito más de aceite del permitido, ya que no será hasta el de Italia que entre en vigor la apertura de grifo que permitirá llegar a los 0'9 litros por cada 100 kilómetros recorridos, pero ojito con esto, porque todos los vehículos podrán hacerlo, no sólo los italianos.

Alerón para torpes [02]


Ahora que sabemos qué pasa en el fondo plano de un monoplaza [Alerón para torpes (00)] y a qué se debe que el alerón delantero haya llegado a nuestros días siendo una pieza imprescindible [Alerón para torpes (01)], vamos a ir cerrando brechas.

La imagen que abre el texto corresponde a la nariz y alerón del Williams FW31 de 2009, año de estreno de normativa, y en él podemos observar claramente tres zonas: una central y dos a los lados, simétricas.

domingo, 13 de agosto de 2017

Miedo al rival


Lo de la estandarización de algunos componentes que propone Chase Carey para la Fórmula 1 me suena a lo mismo que eso de que los españolitos de a pie hemos salido de la crisis.

El bueno de Chase es el jefazo de lo nuestro con permiso de John Malone, y por aquello de que donde manda capitán no manda marinero, da lo mismo que le creamos o no porque total pa'qué nos vamos a molestar en poner puertas al campo si al final acabaremos pagando el pato.

Las pegatinas


Disfrutando de este fragmento de la preciosa instantánea de Rajan Jangda, me ha dado por pensar en si no será que la Formula E ya nos ha quitado las pegatinas y ni nos hemos enterado.

Emiten un zumbido como de abejorros cabreados, no es que vayan muy rápido que digamos, lo del cambio de coche a mitad de prueba ha mejorado lo suyo pero no deja de ser un poco apaño cachondo, la mitad de su aerodinámica (o algo más) es con miras al escaparate. Son todos iguales, pero llevan colorines diferentes, muchos colorines diferentes, y en vez de perderse en cualquier desierto ignoto e innombrable, disputan carreras como Dios manda en lugares exóticos como Buenos Aires, Berlín, Marrakech, París o Nueva York...

sábado, 12 de agosto de 2017

En el nombre de Michael


Con la misma ligereza que algunos supuestos expertos utilizan para juzgar las razones que han llevado a un gran piloto que no voy a mencionar a tener sólo dos campeonatos mundiales, la historia de Michael Schumacher acaba para muchos a finales de 2006, cuando oficialmente cuelga los guantes y el casco... por primera vez.

Soy culpable de muchos pecados pero no de arrodillarme ante el de Kerpen, y entre las numerosas virtudes que me engalanan, se encuentra en lugar destacado mi contrastada capacidad para reconocer el buen fuego incluso en el peor de mis enemigos, que los tengo, faltaría más.

Alerón para torpes [01]


La normativa 2009 vino al mundo trayendo bajo el brazo la noble idea de hacer los coches menos dependientes de la aerodinámica con la intención de dar más importancia a la mecánica y al piloto, y a los adelantamientos y al espectáculo, y a no sé cuántas cosas más. 

El caso es que el asunto pintaba bastante bien. Se habían eliminado los chirimbolos que convertían los monoplazas en cazas de Star Wars, se había bajado el morro para reducir el volumen del caudal anterior y, así mismo, se había procedido a recortar de tamaño, adelantar y elevar el alerón trasero para que interviniera menos en la zaga y produjera menor downforce y mayor resistencia al avance.

Alerón para torpes [00]


Poneos el chubasquero y abrid el paraguas porque esta entrada doble cero sobre la importancia de los alerones delanteros —de 2009 a esta parte— empieza precisamente bajo la lluvia, dentro lo que viene siendo un bonito túnel de viento para pobres.

Como se puede observar en la imagen de entradilla (Rosberg a bordo del W04 de 2013), un F1 desaloja por los laterales y la trasera una enorme cantidad de agua cuando rueda sobre piso mojado. También podemos distinguir la intensidad y dirección que toma el líquido mientras viaja lejos del vehículo. Pues bien, en seco ocurre exáctamente lo mismo aunque normalmente no lo veamos.

viernes, 11 de agosto de 2017

Pues vale...


Acostumbrado a que estas cosas sólo le sucedieran a Ferrari (ejem, ejem), casi me caigo de la silla al leer ayer que Red Bull ha tenido un problema de correlación de datos que ha comprometido su inicio de temporada (sic), aunque bien mirado, a lo mejor todo consiste en que la austriaca ha puesto sus credenciales sobre la mesa para lo que queda de campaña y 2018.

Un error de estas dimensione es grave. Las diferencias entre la información obtenida en el túnel de viento, su tramitación en el CFD (Computational Fluid Dynamics) y lo que se observa posteriormente en la pista, pueden tirar abajo un proyecto sin denasiados miramientos, porque entre que casi no hay entrenamientos y la limitación de horas de trabajo es más puntillosa que los presupuestos de don Cristóbal Montoro para las Autonomías, apenas hay margen durante la sesión para reparar un siete de ese calibre.

jueves, 10 de agosto de 2017

El asiento vacío


Lewis amagaba con que iba a dejar la Fórmula 1 cuando peor las estaba pasando, y dejó de dar señales al respecto una vez superado el bache. Ahora mismo, resulta complicado imaginarlo en otro lugar que no sea Mercedes AMG.

Brackley es hoy por hoy la escudería mejor posicionada para encarar los próximos años. Es un secreto a voces. A pesar de que el W08 ha acusado el golpe de la normativa que hemos inaugurado esta temporada, dispone de un buen chasis, una aerodinámica que puede ir a más (debería, al menos), y una excelentísima unidad de potencia que es sinónimo de potencia y fiabilidad.

Maniatados


Cuando empecemos a percibir que hay equipos que pelean en las profundidades de la parrilla con la bombona de aire prácticamente vacía, espero que den un paso al frente los defensores del modelo «proveedor único de compuestos», cantarines ellos de la enorme suertaza que tenemos de contar para estos menesteres con Pirelli.

Lo de la milanesa es poner nombre a una situación totalmente bastarda, no me lo toméis demasiado a mal, porque a decir verdad, Bridgestone, durante su último año de actividad como suministrador de gomas para la Fórmula 1, de tanto cogérsela con papel de fumar para evitar las críticas acabó haciendo ruedas que en sentido estricto eran más adecuadas para el coche de los Picapiedra que para unos monoplazas que se pretendía que diesen espectáculo.

miércoles, 9 de agosto de 2017

La delgada línea roja


Quedan nueve pruebas por delante y Ferrari tiene un bonito marrón sobre la mesa. Detrás de Mercedes AMG en el Mundial de Constructores y con Sebastian liderando por muy poco el de Pilotos, nadie en su sano juicio apostaría a que el hombre de la foto vaya a dormir tranquilo de aquí a Abu Dhabi.

Arrivabene tiene la clave de lo que suceda de Bélgica en adelante. Es el supremo relojero de la rossa y a él le van a caer más boinazos que a nadie si 2017 no se salda con al menos un título.

martes, 8 de agosto de 2017

Recogiendo sensaciones


De las muchas sensaciones que me han asaltado al ver a Robert circulando como un piloto F1 más a bordo de un RS17 especialmente adaptado, me quedo con que todo esto ha tenido que servir de algo. 

De algo que se nos escapa, lógicamente, porque el de Cracovia definitivamente no parece que sustituya a Palmer, y debido a lo económico que ha resultado el despliegue mediático, la aparición del polaco sobre un coche de este año no ha llegado a evento de mercadotecnia, pues en realidad, apenas había nada que vender.

La lencería también cuenta


Vaya por delante que he elegido el título de esta entrada como podía haberme decantado por utilizar «Los gayumbos son pura poesía» o «Entre boxer y tangas de leopardo está la cosa». El caso es que vamos a hablar del interior de los monoplazas y uno tiene sus inclinaciones y... bueno, pues eso.

Y sí, vamos a echar el ratito sobre la parte que no se ve de los vehículos porque a la postre, por secreta y desconocida, es tanto o más interesante que la exterior, porque venimos de darnos el tute con la importancia del calor en la aerodinámica actual [Calor '09], y porque en breve trataré de explicar cómo sin el bendito alerón delantero en Fórmula 1, nos somos nada, pero nada de nada.

Probando, probando


Yo declararía a los bocachancla especie protegida. En serio, junto a la prensa británica resultan imprescindibles para nuestro pequeño ecosistema. A ver, razonad un poco: ¿qué sería de nosotros sin un argumento idiota que concite inmediatamente el apoyo del respetable...?

Sois gente lista. El problema no está en el argumento idiota —al fin y al cabo, cada jornada nos surte de abundantes ejemplos donde elegir—, sino en la velocidad que se toman algunos para adoptarlo como estandarte en sus cruzadas en pos de que entendamos de qué va la Fórmula 1, que ellos se lo saben, los que no lo pillamos somos los demás, y así.

lunes, 7 de agosto de 2017

El subcampeonato como premio


Reconozco que tiene su cosita la idea de que Valtteri Bottas haya podido ser contratado por Brackley para disputar el liderazgo a Lewis Hamilton. Es absolutamente normal que una escudería como Mercedes AMG se la juegue con un tricampeón del mundo poniéndole otro gallito en el corral. Sí...

Acepto que la maniobra de Hungría puede dar origen a diferentes lecturas. El británico devolvía posición al finlandés prácticamente sobre la línea de meta y, la verdad, la cosa pilló a todo el mundo con el pie cambiado porque Lewis nunca se había portado así de galante, porque el de Tewin cedía más ventaja a Sebastian Vettel, y, por qué no decirlo, porque el equipo Mercedes AMG parecía Toro Rosso o Sauber, cualquier cosa menos la escudería que lidera la tabla de constructores y pretende triunfar por cuarta vez consecutiva en la de pilotos.