martes, 4 de julio de 2017

Siempre será tu casa


No es buena idea otorgar inteligencia a los actos de quienes son simplemente necios. La tontuna ésta que nos envuelve desde lo de Vettel en Bakú, no es otra cosa que el resultado del reventón que se ha producido en las cañerías de aguas fecales de esa gentecilla que dispara por su boquita alonsismo, alonsero y alonsada, como quien pretende ahuyentar un fantasma con grititos y gestos histéricos.

Dicen que desayunan sexo por la mañana, como James Hunt, como los campeones, pero a mediodía se les ha pasado el efecto narcótico de haber visto seis veces seguidas Rush y otras tantas Senna, el documental, y empiezan a la menor oportunidad, a comportarse como chiquillos cuando salen del colegio un viernes por la tarde.

Bastante han aguantado con lo de IndyCar y la primavera mediática que nos ha proporcionado el Nano. Resulta comprensible. La bilis, la envidia y la porquería rebosaban y venían avisando de que no aguantaban más, y en Azerbaiyán han encontrado excusa para decir hasta aquí hemos llegado. Lógicamente, lo que ha venido después no lo soporta cualquiera.

Hay que tener mucho estómago, pero mucho mucho, para entender qué mosca ha picado a los superiores morales que anidan y cuidan polluelos en redes sociales. Con lo sencillo que resulta venir a un blog como éste y plantear opiniones o entablar un debate sano aguantando, obviamente, los chaparrones consiguientes, no llego a calibrar cómo no se enteran estos de que no corren solos ni de que lo único que hacen así es el ridículo.

El mes que viene cumplimos 10 años en la trinchera, y lo digo en plural porque si no lo he recordado en los últimos tiempos —por pereza, no más. No me lo tengáis en cuenta; soy un puto desastre para estas cosas—, bien está que os dé las gracias de nuevo hoy, ahora. 

No me voy este año. Sucederá porque tiene que suceder, pero todavía no ha llegado el momento. No me puedo pasar toda la vida atado a este dinosaurio en el que cada vez me resulta más complicado encontrar las cosas, pero aún no ha llegado mi tiempo, ni el vuestro, creedme.

Me lo preguntáis casi constantemente. No hay día que pase que alguien no me ruegue que no lo deje, pero no consiste en eso. Mejor dicho: no consiste sólo en eso.

Hace años me propuse una fecha para dar martillo a todo esto, pero no os la voy a decir porque no quiero joderos la tarta de despedida. Lo que sí diré es que mientras existan fotógrafos como Darren Heath, que saben retratar instantes tan inabarcables como el que abre esta entrada, yo no me caigo.

Que digan, que ladren, que nos insulten, pero no jodamos que no es posible hablar de Fórmula 1 sin ser desleales a nuestras respectivas raíces y aún así localizando puntos de encuentro. Llevamos casi 10 años haciéndolo. Un poquito más y podremos sacar pecho juntos.

Ésta es vuestra casa, que sé que lo sabéis, pero quiero recordároslo porque a mí no se me olvida cada vez que me pongo al teclado. A otros no les pasa, pero que se jodan, ¿no?

Os leo.

20 comentarios:

enrique dijo...

Como Camarón... Cuando tú lo sientas. De momento, sigamos brindando.

Jose Vela dijo...

Gracias a ti,yo nosuelo comentar muchopues mis conocimientos de este gran deporte no son tan grandes como muchos de vosotros.
Pero amo a este deporte desde mi infancia cuando veia las carreras por television en blanco y negro por supuestoasta hpy en dia que ya e cumplido mis 57 primaveras siempre e estado interasado en esto,
bueno que me enrollo solo queria decirte que sigue asi, que mi mejor momento del dia es sentarme con mi cafe y leer lo que escribes, es un momento de intimidad y me siento como si fuera mi casa
GRACIAS , TE LEO

Martín Ocáriz dijo...

Te llevo leyendo desde hace siete años y todavía me sorprendo de lo que haces aquí. Pienso: qué se sacará hoy Josete de la chistera, y zas en toda la boca, lo que nadie dice, lo que nadie se atreve a decir con un Os leo al final...

Realicé una experiencia de análisis de texto con mis alumnos con Nürburgring como referencia. No me había atrevido a contártelo por considerar que no tenía que ver con la Formula 1 pero me apetece compartirlo contigo en esta entrada. Evocas en cada uno de tus textos, edificas, enseñas y trazas caminos entre tu vida y la nuestra a través de un deporte al que a veces es difícil de mirar a la cara, como sueles decir. Comprendo que un día lo dejes, pero como decían Chandler, que sea rápido y no deje huellas, porque te vamos a echar de mucho de menos.

Un abrazo desde la distancia, Maestro.

iñaki dijo...

Yo no te leo ni te sigo. Yo vengo aquí por los canapés, como las señoras a los sesudos eventos. Mientras la bandeja este llena seguiremos viniendo

Jota dijo...

Éste lugar resulta parte del todo y es lugar de encuentro de muchos.

Siempre me pareció diferente, testarudo, canalla e interesante.

Que tiene que ser y existir.

Te leemos.

Anónimo dijo...

Esta es nuestra casa y tú recuerda que ya eres parte de la nuestra.

Saludos
Sr.Polyphenol

Rafa dijo...

Jose dice que esta es mi casa y si él lo dice, me voy pal frigo pillo una birra y me pongo cómodo.
Así sea hasta que sus santos digan hasta aquí.
Que sea por mucho tiempo

Ronald Vera dijo...

Empecé a leerte este año y se ha convertido en un vicio, si te vas que sea como César quería que fuera su muerte:rápida e imprevista.

Anónimo dijo...

HOLA JOSE... HOGAR DULCE HOGAR, bien alto y bien claro, punto de encuentro de los que escriben mucho, de los que somos mas moderados y de los que no escriben, todos diferentes pero siempre en el mismo punto de encuentro... NUESTRA CASA.

pd. ya voy por el 4to libro... que baje el ritmo proque ya no dormia leyendo jajajja


Carlos Ollarves, Carora - Venezuela

pedro gonzalez dijo...

Vale, lo wue tu digas, pero....
¿Donde esta el servicio?
Con tanta bebida, nos aprieta.

Muchas gracias por los años de lectura qué nos has dado y por los que nos daras.

Amperimetro

TINO RODRIGUEZ BENEDITO dijo...

Desde el año 0 aqui estoy, y aqui seguire hasta que tu decidas.
Amen Jose...

Tadeo dijo...

ya ha llovido desde que Alo pilotaba el HorroR28 (mis primeras incursiones en Nürbur). Esperemos que el dueño decida ver llover mucho tiempo más.

Como hoy parece que necesites unos pocos ánimos, aquí estamos y aquí estaremos

Saludos

Anónimo dijo...

Gracias a ti, Jose... y, sí, que se jodan.
ABB

José Miguel dijo...

Mientras dure... gracias "becaria".

Te leo.

chema dijo...

Gracias José, inmenso y excelente trabajo. Grande sin duda.

DeLorean dijo...

Bien hallado. :)
Da gusto debatir de manera sana con el resto, contigo y compartir el vino.
Un abrazo.

pocascanas dijo...

Qué bueno saber que uno tiene una casa a 10.310 km de distancia!

Un abrazo fuerte desde el Coño Sur

Anónimo dijo...

Muy buenas,

Jose, ya sabes de mis penurias laborales de los últimos años. No se lo deseo ni a mi peor enemigo, en muchas ocasiones piensas que no vales para nada cuando en el fondo sabes que no puede ser cierto. Ahora que empezamos a asomar un poco la cabeza, aunque no es lo que hubiera imaginado nunca, me lo tomo como algo positivo al menos mientras dure. Con tu blog me pasa un tanto de lo mismo, sé que un día llegará el final porque tiene que ser así pero no pensaré en ello para poder seguir disfrutando de tu casa.

El día que dejes de escribir al menos espero, que tu blog quede ahí para siempre. Es seguro que por lo menos servirá para refrescar la memoria, la mía seguro. Yo te agradezco que un día me abrieras las puertas de tu casa.

Un abrazote.

Anónimo dijo...

Gracias por todo lo que nos brindas en cada una de tus entradas maestro y te seguiremos hasta cuando tu lo decidas.
Saludos
OLO

Interlagos dijo...

Creo que está dicho casi todo. El placer de entrar aquí sigue tan intacto como el primer día y eso no es nada frecuente.

Un abrazo Josetxu, y otro a Tadeo que fue el que me mostró la entrada a tu casa!!!