miércoles, 20 de septiembre de 2017

Sergio se hace las ingles


Bueno, ya sabéis, según la prensa especialista, Ferrari no volverá a ganar nada hasta que no monte una unidad propulsora alemana y cuente con al menos un piloto británico en sus filas, el resto es y será italianización, trampas, italianización y trampas, chascos. Shit for ever!, en definitiva.

Cuando tomó las riendas de Maranello, Marchionne encajaba a la perfección en esta apreciación surrealista que tienen los british sobre lo que significa triunfar en Fórmula 1.

martes, 19 de septiembre de 2017

Experiencias religiosas


Quizá sean los años vividos, no voy a decir que no, o aquello del más sabe el diablo por viejo que por diablo que decía mi abuela, pero me escama que hayamos estrenado este año un reglamento revolucionario de la muerte y la actualidad informativa de septiembre pase por hablar de lo que sucederá en la Fórmula 1 cuando todos seamos calvos.

2020, 2021, quedan lo suficiente lejos como para pensar que no interesa mencionar el presente, no sea que nos demos de bruces con una realidad tan irrelevante que no justifica ni el cambio de normativa, ni los neumáticos más anchos, ni los coches más agresivos, ni por supuesto, los ríos de tinta que se han vertido intentando convencernos de que las cosas iban a cambiar radicalmente.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Los esclavos felices


Da igual a qué hora leas esto, seguro que se está buscando un culpable para lo ocurrido en los primeros metros del Gran Premio de Singapur, cuando bajo mi humilde punto de vista a lo más que se puede llegar es a encontrar responsables. Charlie, sus secuaces y mamporreros, son los que han convertido la responsabilidad en culpa sancionable, aunque, bien es verdad, sólo en determinados casos, lo que aún complica más las cosas.

Ayer escribía que soy muy huevón para todo esto porque entiendo que lo normal, casi siempre, es que haya mucho riesgo de contacto cuando dos o más pilotos luchan por una determinada posición en pista. Si no existe intencionalidad no debería haber pena, soy así de sencillito. 

domingo, 17 de septiembre de 2017

¡Vaya hostia!


Reconozcámoslo, existen más probabilidades de ganar el Euromillones que de presenciar cómo dos Ferrari ponen en bandeja la victoria a un Mercedes AMG en un circuito que se había atragantado a la anglo-germana desde el mismo viernes...

El caso es que antes de llegar a la curva 1 de Marina Bay, Maranello se ha dado un tiro en el pie que va a costar mucho olvidar, porque si la italiana ya tenía perdido el Mundial de Constructores a estas alturas de la temporada el de Pilotos se ha puesto en modo «casi inalcanzable» después del desatre de hace unas horas.

Gaspar, Melchor, Baltasar y Zak


Para nosotros resulta mucho más sencillo retocar la historia: los cuatro Magos de Oriente. Zak, the fourth King, por ejemplo. Los british lo tienen más jodido, Santa y Zak hacen mala pareja en unas Navidades y, seguramente, para los chiquillos supondría un soberano susto encontrarse al hazañoso norteamericano compartiendo escena con el San Nicolás de toda la vida.

En fin, el zakbrownismo, como corriente de pensamiento, ha calado entre nosotros y no tiene visos de querer abandonarnos. 

sábado, 16 de septiembre de 2017

Revisitando «Fernando is faster than you!»


Ya tenemos despejadas dos de las tres incógnitas que nos han quitado el sueño las últimas semanas: Twitter falla más que una escopeta de feria y McLaren será propulsada por Renault a partir del año que viene. Queda saber qué volante usará Fernando Alonso en 2018 y de cuántas toneladas de aspirinas precisaremos para sanar los dolores de cabeza que sufriremos hasta que lo sepamos. Peccata minuta, que decía aquél.

Por suerte esto es Nürbu y tenemos parte de los deberes hechos. Sabemos, por ejemplo, que el periodo de convergencia que se abre la próxima temporada (3 décimas de distancia máxima en rendimiento de propulsores, entre fábricas o incluso entre suministrador y cliente), facilita la posibilidad de hacer combos con riesgo calibrado, al estilo del que acaba de hacer McLaren, y también, que un piloto con ganas de ganar pueda hacer un doble mortal de una campaña para otra sin romperse la crisma. 

viernes, 15 de septiembre de 2017

The winner is...


Como los políticos en las horas inmediatamente posteriores a unas elecciones, hoy todos los periodistas se apuntan la victoria en las predicciones. No hay perdedores, todos ganamos aunque la película no sea estrictamente como nos la han contado...

A ver, he estado tirando un rato de hemeroteca y hasta que ayer saltó la bomba de que Renault ponía contra las cuerdas a Red Bull anunciando que a partir de 2019 suministrará a la austriaca su santa madre, la historia consistía en salvar a McLaren como fuese.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Jugando al gato y al ratón


Si notáis que ha empezado el Gran Premio de Singapur, siquiera nominalmente, y seguimos sin llevarnos nada con sustancia a la boca, es porque las buenas chuletas informativas se las come Roscoe como aperitivo. Eso sí, de que nadie haya insinuado todavía que Red Bull hará sus propios motores en 2021, no nos echéis la culpa ni a él ni a mí, of course!

La vida sigue su curso y no es cuestión de desperdiciar ni un minuto, así que vamos a pasar la tarde hablando de Mercedes AMG, de sus trampillas a cuenta del aceite —otro día os prometo que me pongo a explicarlo por ver si lo entendemos todos—, y de cómo Marina Bay puede suponer un sartenazo para Ferrari ahora que Toto y Lewis han aventurado ante los medios que los rossos van a estar ahí.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

La guerra de Zipi y Zape


Espero que no me toméis a mal que echemos el ratito de esta tarde hablando de Fórmula 1. Y es que anda la gente haciendo cuentas para justificar de aquella manera que McLaren haya roto su relación con Honda, y lo único que se me ocurre para ahuyentar tanto fantasma es recordar que las únicas cifras que valen son las que cantan.

De 2014 a 2016, de las cincuenta y nueve carreras disputadas, cincuenta y una fueron ganadas por las estrellas de plata y las ocho restantes las perdió Brackley casi por incomparecencia o no parecer excesivamente abusona. Os ayudo a hacer las cuentas: un 88,44 % de éxito, tres Campeonatos Mundiales consecutivos en Marcas y en Pilotos, y otros tantos Subcampeonatos Mundiales, que la entente anglo-germana no dejó a sus rivales ni luchar por las migas.

martes, 12 de septiembre de 2017

Nessun dorma!


Llevo dos noches durmiendo razonablemente bien y lo noto cada mañana, cuando mis neuronas desfilan como las tropas rusas en la Plaza Roja cada 17 de octubre...

Parece —juro que no recuerdo haber escrito tantas veces «parece» como en las últimas semanas— que está hecho el acuerdo de McLaren con un nuevo motorista para el año que viene y que Fernando se queda en Woking, aunque me mosquea bastante que lo hayamos conocido a través del órgano de propaganda de Zak Brown en vez de por los comunicados oficiales de los implicados.

lunes, 11 de septiembre de 2017

¡Dios salve a La Reina!


Quiero ser el primero en felicitar a los que han olvidado recordar el tristemente célebre crashgate ahora que no acercamos al Gran Premio de Singapur. El foco de la Fórmula 1 está puesto actualmente en eso que ocurre ahora sí y ahora no en el seno de Woking y, la verdad, la cosa estaba bastante fácil, pero así y todo se agradece.

Ayer caí en la cuenta. Conocíamos que Pat Symonds ha sido llamado por Ross Brawn a formar parte del equipo que definirá las líneas maestras de nuestro deporte a partir de 2021, y no leí ningún recordatorio de que fue encausado y condenado junto a Flavio Briatore por aquel feo asunto, aunque a la postre, la justicia civil acabó dándoles la razón: el juicio FIA fue una pantomima, una caza de brujas al estilo Max Mosley.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Nuestro hombre en La Habana


Si os soy sincero, echo en falta una miaja de creatividad de la auténtica en todo lo que nos están sirviendo estos días. Tanto cogérsela con papel de fumar, da la sansación de que en vez de versiones de lo más granaíto del hit parade británico, los especialistas se dedican a jugar al Tu cara me suena de Antena3...

Ernesto y Jota conocen de primera mano en qué consiste mi comando de operaciones de Gorliz, así que por no hacerles un feo, no os diré que el sofá donde hago mis análisis diarios dejaría pálido a cualquiera de los operativos que definen las líneas maestras del mundo desde Langley o la moscovita Plaza Lubianka, ya que en realidad se parece demasiado al despachito que le dejaron a Fox Mulder en los sótanos del edificio J. Edgar Hoover de Washington. Me faltan los lápices clavados en el techo de pladur, pero os juro que cualquier día me pongo a solucionarlo.

Falta un gato


Sé que todo el mundo se hace la misma pregunta y entiendo que nadie haya sabido plasmarla, debido, fundamentalmente, a que en el pifostio que tenemos montado en estos momentos alrededor de Woking existen varios problemas que se solapan hasta el punto de parecer uno. 

Así que vayamos por partes, que decía aquél, más que nada por si alguno de los abundantes gurúes que me leen pero no lo admiten, afina la puntería y ayuda a disipar las dudas que tiene el personal en vez de aumentar el ruido ambiente, que esto empieza a parecer un after a las tantas de la madrugada.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Urge traspasar a Charlie


Quien dice Charlie Whiting dice alguno más, el caso es que no conozco tantos deportes corruptos como para hacer un traspaso provechoso (será cuestión de hablar con Joserra), pero va a misa que urge quitarnos de encima a este pedazo de manta.

Sí, ya sé que estábais esperando alguna luz que alumbre el túnel, pero paso olímpicamente de proporcionar clics a los british y adláteres, de hecho, de lo tranquilote que estoy con el asunto, me he metido entre pecho y espalda una siesta de pijama y orinal, que se decía antes. Además, ya he planteado hace tiempo mi apuesta y no es cuestión de abundar en ella, menos si cabe, teniendo en cuenta que hablando de lo que nos dicen que se hable aparcamos cuestiones sustancialmente mucho más importantes, como la que me dispongo a tratar, por ejemplo.

viernes, 8 de septiembre de 2017

Las vacas mueven el rabo. Of course!


Dicen que si pronuncias por tres veces consecutivas la palabra Rosberg, a los especialistas anglosajones les ponen los cuernos las musas y se les mueren todas las hadas, y como la cosa va en cadena, los alemanes no saben de qué hablar porque usan poco el apellido de su compatriota... y bueno, aquí en España apenas lo notamos porque siempre estamos con lo mismo, ya me entendéis.

¡Rosberg, Rosberg, Rosberg! ¡Hala, ya está dicho...!

Informe de avances [Italia]


Vamos con el Informe de avances correspondiente al pasado Gran Premio de Italia recordando las palabras de Fernando Alonso en el El Homiguero de esta semana, programa que no he visto, vaya por delante.

Bien, me cuentan que el Nano vino a decir en antena que a partir de Singapur aspira a poder puntuar en todas las carreras que quedan, siete en concreto.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Lore Lore, Macu Macu


En lo tocante a la actualidad, muchas veces se corre el riesgo de parecer que te choteas de quien no pretendes por el mero hecho de recalcar lo grotesco que resulta todo.

Podría contaros cómo discurre de lento todo cuando necesitas que vaya rápido pero pasemos página, aceptemos que la vida sigue igual, que decía Julio Iglesias, y dejémoslo en que el lunes pasado llamaba a Hamilton a las tantas, y encontrándole escribiendo un soneto a Nelson Mandela tras su éxito con el breve poema dedicado a Diana de Gales, le propuse que nos fuésemos juntos por el Casco Viejo de Bilbao, de farra, como amigotes durante una despedida de soltero...

lunes, 4 de septiembre de 2017

La estrategia a una parada son los padres


No pretendo alarmaros ni que perdáis la ilusión. Los mayores lo saben pero no hablan de ello, dicen que por respeto a nosotros. Nos quieren tanto que prefieren llenar páginas y páginas sobre el futuro de McLaren y Honda o Renault, a aceptar que somos adultos para entender según qué cosas.

Mirad, unas ruedas de competición para mojado que no son capaces de permitir competir sobre agua son ruedas porque son negras, de goma y redondas, pero no son para mojado. Es como si yo me disfrazo de Spiderman y voy dando saltitos por casa pero a la hora de la verdad soy incapaz de asirme a una pared vertical o al techo: parezco Spiderman pero no soy Spiderman. Pues con esto, lo mismo.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Pouhon a fondo


Iba a haber titulado este mensaje en la botella ¡Qué agobio, por Dios! o algo parecido, pero prefiero que quede así de estrambótico e irreconocible.

Nadie os ha advertido de lo que vais a sentir como Woking anuncie que contrae matrimonio con Renault en 2018, y los japoneses, tan suyos, tan poco dados a las ayudas externas y los consejos, tan especialitos ellos, en una palabra, sigan con su hoja de ruta y permitan de aquí a que termine la temporada que ese coche que sólo es chasis consiga un podio o dos, quién sabe si una victoria...

Matices...


Buenas y oleaginosas tardes. En el circuito más rápido del calendario y a una parada —verbigracia de la cochambre de producto que hace Pirelli—, no quedaba otra que dejarse los huevos sobre la pista para revertir la situación creada ayer en clasificación. Y puesto que mal que queramos Ferrari lo ha hecho, toca cumplir mi parte, así que aunque no soy muy dado a repetir tema en el mismo día, vamos a echar el ratito hablando de un excelente Sebastian que ha salido a la caza de los Mercedes AMG desde el instante mismo en que se ha apagado el semáforo.

Frío, calculador, fino, desde atrás, en una remontada que no da para récord ni panegíricos, Vettel ha mantenido la cabeza en su sitio y ha liderado una escuadra a la que no le ha temblado la mano en organizar a sus hombres con tal de que el alemán siga teniendo opciones en el Mundial de Pilotos.

The chase


No sé si os he contado alguna vez que los ojos de mi madre son grises, ahora más grises que nunca. Rubio como ella y de piel blanca salpicada de cientos de pecas, cuando enano me agarraba a su mano y caminábamos juntos cerrando yo los míos, verdes. La luz del sol me hacía daño...

Lo cierto es que por parte de mi familia guipuzcoana también hay algo de eso: pecas, palidez y cabellos pajizos, incluso pelirrojos, así que si la leyenda de Jaun Zuria tiene algo de cierto, ello explicaría esa presencia irlandesa que bulle por aquí dentro, que me ha llevado a ser tifoso y del Athletic de Bilbao, y a entender la vida como si las derrotas supieran tan dulce como las victorias, y a que llegadas éstas, con cuentagotas, la verdad, me permita acariciar el cielo con los labios mientras los que me rodean miran perplejos.

Ida y vuelta a Astondo


Si nos pasásemos todo el tiempo hablando de Fernando Alonso, McLaren y Honda, o Renault, nos convertiríamos en una panda de frikies de pelo blanco y algodonado. La culpa es del pastor pero siempre se la echará al lobo...

Ayer hablaba de estas cosas con Hilly Preston mientras paseábamos juntos por el pinar de Gorliz, al atardecer. Le contaba yo que si fuese posible clonar a los viejos monstruos de nuestro deporte para pedirles que corrieran con nuestros chicos, la mayoría de ellos, si no todos, acabaría maldiciendo la ocurrencia mientras el populacho les llamaba sobrevalorados o cualquier otra lindeza. Los tiempos han cambiado tanto, le dije, que esto no lo reconoce ni la madre que lo parió.

sábado, 2 de septiembre de 2017

¡Y vaya cómo canta!


Gracias a la portentosa memoria de pez que gastan algunos, hoy se ha olvidado con vertiginosa rapidez que el W08 de Brackley puede estar mezclando un 30% más de aceite con el combustible en carrera que sus rivales, y claro, anda la gente de parranda, celebrando el sexagésimo nono Tour de Francia de Lance Armstrong como si no hubisese mañana.

Yo, por aquello de no perder comba y si con algo de mimines me pillo sitio en la Autosport o la Motor Sport, he cancelado la cita de esta semana con el dentista y me voy a Buckingham Palace a cantarle unas coplillas formuleras a Isabel II, que sé que anda morrona y cariacontecida desde que Hamilton le ha dedicado un poema a Lady Di, compuesto de su propio puño y letra, of course!

¡Elemental, Watson!


Reconozco mi más absoluta ignorancia al respecto de cómo elige Liberty el orden de los problemas a resolver, con lo cual, comprenderéis, me he quedado un poco pilladete cuando he leído que Ross Brawn, en vez de mojarse en el asunto de la mezcla de aceite se ha marcado como prioridad acabar con las sanciones en parrilla por sustitución de material.

Ya con dos cafés en el cuerpo me he recostado con mi pipa en una de las sillas reclinables del patio, y mientras disfrutaba de las primeras nubes del día acariciando el cielo, he pensado a lo Sherlock Holmes: Mi querido Watson, ¿no será que en vez de elegir el menos espinoso de dos asuntos en apariencia diferentes, Brawn está tratando el mismo problema pero evitando llamar tramposo a nadie?

viernes, 1 de septiembre de 2017

¡Buena caza, Carlos...!


No sé si te han dicho que tienes cara de halcón peregrino, pequeño. Así, a bote pronto, diría que te viene más por linaje paterno que por Reyes, tu madre, pero con estas cosas mi licenciatura en Bellas Artes y mis años como ilustrador sirven de bien poco, a la postre, para qué engañarnos, con esto uno nunca sabe, así que casi mejor cierro la boca.

En fin, hagamos como que sí. Pactemos por unos quince minutos, más o menos, que tú y yo somos dos perfectos desconocidos, que yo no sé que vales tu peso en oro, o que tú no sientes mi aliento en la nuca cada vez que te digo: ¡ahí, ahí, cabroncete!, ¡mata, muere de mentirijillas, pero por Dios, vuelve a hacer eso que has hecho...! 

Honda y la madre del cordero


Bueno, ahora que también hemos acertado en que por muchos números de especificación que barajase la prensa, Honda sigue trabajando en la versión estrenada a mediados de julio, lo mismo que advertía que no conviene que nos vengamos muy arriba con los posos del café, recalco ahora que no debemos caer en la trampa de perder la poca paciencia que nos queda.

A ver, el modus operandi de la japonesa desde que inició el camino de recuperación de su cagada monumental en pretemporada, ha consistido básicamente en asentar el terreno conquistado antes de meterse en jardines más exigentes, de aquí que yo os haya dado la tabarra con lo de los campamentos base, que Tadeo remarcase que bastaba con 50 caballos más «pero fiables», y en definitiva, que el otro día me pareciesen buenas noticias que los sustos surgieran en el área de la electrónica durante el Gran Premio de Bélgica, «concretamente en el apartado que gestiona el conjunto» dije [Informe de avances (Bélgica)].

jueves, 31 de agosto de 2017

Territorio Ferrari


Si no hubiese escrito el sábado que Ferrari jugaba a la contra en Spa e hizo durante la clasificación lo que tocaba hacer en territorio hostil [Las carreras son en domingo], seguramente hoy no estaría escribiendo esto.

Vettel, en Bélgica, recuperaba el tono que le alababa en abril pasado [¡Bienvenido, Sebatian!]. Desde luego podemos leer su carrera de Bélgica en términos de éxito o fracaso, pero en cuanto a inteligencia, el alemán demostró estar más interesado en preservar su máquina que en vencer a Hamilton en un terreno que venía como guante de gamuza al británico.

Shut up like whore


En foros, redes sociales y mentideros de internet, se ha instalado la idea de que Mercedes AMG ha metido un gol por toda la escuadra a la FIA (y por ende a Ferrari) a cuenta de la mezcla de aceite y de ahí no se apea nadie...

Queda bonito lo de gol por la escuadra, lo reconozco, y podría incluso comprarlo si el portero hubiese hecho amago de intentar parar el trallazo. 

miércoles, 30 de agosto de 2017

En Monza, Mario


Paradójicamente, el último gran año de La Scuderia con Enzo Ferrari al frente fue a la vez tremendamente doloroso y trágico para la rossa. La de Il Cavallino conquistaba el Mundial de Marcas 1982 pero lo hizo pagando un enorme precio.

Gilles Villeneuve perdía la vida en el circuito belga de Zolder el 8 de mayo de aquel año y el número 27 quedará vacante hasta el Gran Premio de Holanda, cuatro carreras después, cuando el francés Patrick Tambay ocupa el volante del canadiense y se suma así a la tremenda labor que está desarrollando en soledad su compatriota Didier Pironi, titular del dorsal 28.

Informe de avances [Bélgica]


Mientras ahí fuera la gente sigue retratándose, y mostrando que al final, estar informado o eso consiste básicamente en tirar de prensa extranjera con el traductor de Google porque aquí no sabemos crear contenidos ni propios ni diferentes, ni aportar otras perspectivas, ni mucho menos mojarnos lo pies, vamos a echar el ratito hablando de auténtica Fórmula 1 porque para lo otro ya está el Sálvame.

Ha trancurrido el Gran Premio de Bélgica y como cosa buena nos ha dejado que sabemos por fin que el MCL32 no era chasis sino podenco, vamos, que sin unidad de potencia hace agua por los cuatro costados. Dicho en cristiano: si hemos llegado hasta aquí ha sido, entre otras circunstancias, obviamente, gracias a que Honda y McLaren se han encontrado hace tiempo aunque si el asunto se muestra delicadito con cualquiera de ellos, los resultados no florecen ni a la de tres.

¡Y más allá!


En mi infinita ingenuidad me ha pasado media vida creyendo en el sentido expansivo y optimista de la coletilla pronunciada por Buzz Aldrin en su famosa frase «Hasta el infinito... ¡y más allá!» [To infinity... and beyond!], archiconocida entre la chavalería gracias al astronauta de juguete Buzz Lightyear, pero ha sido toparme con el engendro de proyecto celebratorio de los 40 años de la mítica de Didcot en Fórmula 1, y descubrir que también puede producir pesadillas: Hasta donde yace Cthulhu... ¡y más allá!, por ejemplo.

Cuanto más lo miro menos entiendo que ha sacado Williams de este año cochambroso, en el cual, mi Felipe y el Lance de Lawrence se han encargado de hacer malo un chasis que prometía lo suyo, impulsado para colmo, por una unidad de potencia que, se dijo, fue la prenda entregada a cambio de soltar a Valtteri allá como en diciembre pasado.

martes, 29 de agosto de 2017

Un clásico


Ferrari ha vuelto a trampear al personal. Adelantando el estreno de la cuarta evolución de su unidad propulsora, podrá consumir junto al combustible 1'2 litros de aceite cada 100 kilómetros hasta que finalice la temporada, mientras que sus rivales y clientes tendrán que joderse y sólo podrán mezclar 0'9 a partir de Mon... ¿Pero qué coño estoy diciendo? ¡Un momento! ¡Ha sido Mercedes y la gente está aplaudiendo por lo listos que han sido los de Brackley...! Oh, wait!

Ya sabemos que los pecados de la rossa son cuantitativamente más graves que los demás. Así ha sido siempre y... bueno... Pero esto de la estrella de tres puntas es, en mi humilde opinión, un mear los pantalones del respetable con el permiso explícito del impresentable de Charlie Whiting y los que ahora mismo ríen la gracia a la anglo-germana pero se quejarán después de lo descompensadito que está todo, explicándonos a renglón seguido y aunque no queramos, que esto es deporte a pesar de que no lo parezca ni por asomo.

35 sensores se balanceaban


Cuando escuché el domingo que Honda no sabía a qué se había debido el supuesto problema que llevó a Fernando a abandonar en la vuelta 25 del Gran Premio de Bélgica, pensé inmediatamente en el sensor que no se había enterado el sábado de que el asturiano abordaba Pouhon con el pie a tabla. Cuando horas después, se insinuaba que Alonso podía haber abandonado la carrera porque estaba hasta las narices y le había dado la real gana, y pensé, cómo no, en que la peña que dice tenernos al cabo de la calle lo que no recuerda es la canción de los elefantes en la tela de araña.

Que un sensor no interprete adecuadamente qué hacen un coche y su piloto entra dentro de las cosas posibles aunque no por ello deje de poner los pelos de punta: ¿quieres reinstalar Windows...? Que la motorista haga caso del conductor y decida meterlo a garajes por si las moscas, parece lógico, aunque entiendo que haya quien coja este rábano por las hojas y haga currículum para que Íker Jimenez lo lleve al plató de Cuarto Milenio como especialista en cosas raras, pero raras raras de cojones.

Moneda de cambio


La reciente renovación de Vandoorne ha producido un pequeño seísmo entre los cazatalentos. McLaren, argumentan, debía haber dado una oportunidad a Lando Norris, indiscutible figura emergente que como todo buen piloto promesa, de momento es más promesa que buen piloto, al menos en lo que a la Fórmula 1 se refiere.

No tengo nada en contra de los jóvenes valores que hacen cola para ocupar un buen volante, pero me hablan de tal o cual émulo de Verstappen, miro luego a Lance y a mi Felipe como titulares de Williams, y se me pasa el calentón como a quien le vierten encima un balde de agua fría, que sé que me entendéis.

lunes, 28 de agosto de 2017

Oh my god!


Creía haber escuchado hace relativamente poco, o leído, o yo que sé, que se había visto a unos cuantos japoneses abandonando Woking, lo que auguraba una inevitable estampida de Honda. Hoy sabemos —o creemos saber, sería más apropiado decir—, que a los del sol naciente no los sacan de allí ni con agua caliente y vinagre...

Ayer mismo os animaba a comprar palomitas [Honda y la sandalia de Brian], aunque transcurridas unas horas, pienso que a lo mejor lo que nos hace falta es tonelada y media de ansiolíticos por cabeza, pues la cosa viene más fuerte de lo que imaginaba.

Caballo de guerra


Si te pasas la vida alabando el W08 de Brackley como si fuese una maquinaria del mismo cuño que sus hermanos mayores (W05 a W07), ocurre que llega una prueba como la de ayer y quedas como el culo afirmando en público que Lewis estuvo francamente soberbio...

Obviamente falla algo en este sencillo diagrama. Si el coche es como los anteriores y no tiene rival conocido, el piloto británico tendría poquito mérito obteniendo la victoria el Gran Premio de Bélgica, incluso consiguiendo el sábado la pole número 68 de su carrera profesional en Spa-Francorchamps. Pero lo cierto es que a pesar de que la disputa fue a la postre bastante previsible en la cabeza, Hamilton destiló brillantísimas sensaciones en un territorio que a priori era propicio a Mercedes AMG sí o sí.

No estuvo bien, Checo


Lo creáis o no, todo buen bloguero que se precie de ser llamado así, siente tarde o temprano la necesidad de dejarse llevar por eso que se entiende por tendencia, vamos, lo que gurúes y analistas consideran importante, no más. Así que como es tempranito y casi acabo de caer en la cuenta de que este próximo fin de semana también hay carrera, voy a echar el ratito de primera hora de la mañana dejándome mecer por las turbulentas aguas que dicen que golpean Force India.

Sí, parece increíble, y terrible, pero el rifirrafe habido ayer entre Sergio y Esteban en tierras belgas está alcanzando cotas totalmente imprevistas, casi histéricas. 

domingo, 27 de agosto de 2017

Love Runs Out


La baza buena de Milton Keynes es Verstappen pero su coche ha cascado pronto, lo que ha supuesto que libre de trabas burocráticas con el apparatchik de su escudería, Ricciardo haya vuelto a dar una bonita lección de saber estar y saber hacer en sobre el asfalto de Spa-Francorchamps.

Llegados a estas alturas de la temporada, cuando las cuentas les salen tan bien y fácil a otros, no creo que costase nada reclamar para aussie junior un mejor estatus en Red Bull, aunque como sucede siempre no sirva de absolutamente nada.

Honda y la sandalia de Brian


Si hacemos un reduccionismo loco loco, pero loco loco, detrás de todo esto de saber qué pasa con Honda y con el futuro inmediato de Fernando hay unas ganas terribles por marcarse un tanto en los medios que cubren la Fórmula 1, tanto aquí como allende nuestras fronteras.

El agosto ya se ha hecho. A tontas y a bobas, las tragedias de la japonesa y el español, colateralmente también de McLaren, han dado clicks suficientes durante estos meses pasados como para justificar la supervivencia de unos redactores que apuestan por lo vacío en vez de por informar verazmente. No vieron que Rosberg se iba, entendieron que la italianización de Ferrari iba a suponer una nueva china en el zapato de la rossa. En fin, Newey iba a machacar con una mano atada a la espalda a los de Brackley...

Lo que nos perdemos


Cuenta la leyenda que a los monoplazas de Fórmula 1 les quitas los colorines y salvo por algunos detalles son todos idénticos...

Exageración o no, lo cierto es que el reglamento origina que apenas exista espacio para la creatividad, con lo cual, hace falta un auténtico milagro para que tal o cual coche se diferencie realmente de sus rivales. La guerra, por llamar a todo esto de algún modo, reside en el manejo de los matices, y es ahí donde los ingenieros se aplican de verdad.

sábado, 26 de agosto de 2017

Las carreras son en domingo


Los Grandes Premios se disputan y terminan en domingo, razón por la cual, hasta el rabo todo es toro en cuanto a Ferrari se refiere...

Soltada la perogrullada del sábado, os confieso que me tiene intrigado por qué seguimos usando el catecismo de temporadas anteriores para discernir lo que sucede en ésta. 

La 68 de Lewis


Igualar a Michael Schumacher es bastante más complicado que hacer sus mismos números, no sé si nos entedemos.

Comprendo que haya cierta alegría entre las filas de quienes idolatran este tipo de gilipolleces, pero que Lewis haya clavado esta tarde la misma cantidad de poles que consiguió el heptacampeón del mundo durante su dilatada carrera, sólo supone una simple anécdota.

viernes, 25 de agosto de 2017

Lauda vs. Fernando


Hay un cierto tono de reproche en las últimas palabras que ha dedicado Niki a Fernando que hacen que sienta franca envidia por los que pueden sentarse frente al austriaco. Da lo mismo que hagan las preguntas correctas o no acierten con ellas, pagaría lo que no tengo por pasar una miserable hora al lado de uno de los hombres que más admiro. 

Lauda no necesita explicaciones. Ha hecho lo que ha querido, y si sobre la pista era un delicado y portentoso Nuréyev en seco y en mojado, ello no quita para que siga siendo el mayor bocachancla que tenemos, cosa que no está mál para los tiempos que corren, tan inclinados ellos a lo políticamente correcto y a no levantar ampollas.

No llueve en Spa


Que no llueva durante el Gran Premio de Bélgica no significa otra cosa salvo que iremos a una sola parada en una prueba que merece que nuestros mayores se levanten de sus tumbas, y en pie, nos pateen el culo por haber sido tan imbéciles como para haber consentido que hayamos llegado a esto.

Me siento un poco vacío, así que espero que me disculpéis si hoy me desfogo a cuenta de esa diferencia de ángulo que hace que nuestros adalides de la literatura informativa se dediquen a decir ¡oh!, ¡ah! en cuanto se prevé agua durante el transcurso de una carrera, la que sea. 

Adopta a Palmer


La vida es demasiado corta como para tomársela tan y tan en serio. Palmer lucha en estos momentos con Stroll, Magnussen y Ericsson, por ser la muestra de laboratorio que da validez a todo lo demás que sucede en la parrilla, y por eso mismo, porque sin personajes como él nada tendría sentido, el británico merece un cierto respeto.

En la parte baja de la tabla también se pelea sin compasión, como arriba, pero en vez de por ser el mejor, como aconseja la razón, por evitar ser el peor, que no sé yo si esto aporta más alicientes a Jolyon en su fuga de Colditz que a Lewis o Sebastian en su lucha por el título. Habría que mirarlo detenidamente, desde luego, pero el hijo de Jonathan no parece un tipo cómodo con la situación que está viviendo, lo que apunta a que sabe perfectamente que así no vamos a ningún sitio. 

miércoles, 23 de agosto de 2017

Cien mil Ítacas


Hay quien aspira a envejecer rodeado de recuerdos y quien se consuela pensando que Ítaca le seguirá esperando entonces, a pesar de que nunca se atrevió a mojar sus pies en el Mediterráneo.

Ulises sí la buscaba, y se hacía mucho más fuerte cada vez que el mar lo derrotaba. Ítaca una vez, Ítaca dos. Ítaca en un centenar de ocasiones, inútiles, la mayoría. Nítida en el horizonte, niebla más allá de la niebla; por la banda de estribor, a popa, entre arrecifes, miedos, rompientes, augurios y sirenas. Hoy asequible, mañana esquiva, Ítaca siempre inalcanzable. Mil, diez mil, cien mil...

martes, 22 de agosto de 2017

Doctor Livingstone, supongo...


Dios, que me quiere mucho, sólo me dijo al nacer: sé buena persona, un buen hombre... así que desgraciadamente no he tenido la fortuna de que el Altísimo me indicase quiénes eran los buenos y los malos, a quién votar y a quién no y esas cosas...

Por razones que no vienen al caso ahora, mi vida transcurre en estos momentos dando por el saco a todo el mundo, una actividad bastante sana, no os creáis, de forma que mientras muchos pretenden dormir tranquilos pensando que a Fernando no le quedan muchas oportunidades para integrarse en escuadras diferentes a McLaren, me he dicho: ¡Anda. Jódeles la noche!

Cuando el hombre es más que el mito [Roberto Carozzo]


Juan Manuel Fangio es casi con toda seguridad, el mejor piloto que ha dado nuestro deporte desde que los viejos dragones desaparecieron con la Segunda Guerra Mundial. 

Tal vez sea el último de sus representantes, quién sabe, aunque a estas alturas de la película importe poco. El Chueco es sinónimo de grandeza al volante, de escuadra, cartabón y compás trazando curvas, de velocidad en recta... Respetado hasta la devoción por la mayoría de pilotos con los que convivió o le siguieron, era delicado con las máquinas que conducía y llegaba a tal grado de simbiosis con ellas que resultaba complicadísimo encontrarle fisuras una vez había arrancado su auto.

lunes, 21 de agosto de 2017

Issues


Todos los veranos se me mete una canción en la cabeza y no hay manera con ella. Este año le ha tocado a Issues de Julia Michaels.

No he valorado todavía si me conviene escuchar su letra o cometo pecado. Después de que al bueno de Joaquín (Sabina) me lo hayan demonizado más de lo que ya estaba, confieso que me da reparo dar al play, que uno nunca sabe qué oscuros impulsos acechan desde las sombras de unos versos o unos compases...

No se trata de esperanza


Sinceramente, no hace falta ser muy espabilado para leer entre líneas que Liberty lo va a tener jodidísimo para incorporar un nuevo motorista en el medio plazo. 

Está bien que se invite a Porsche, a Cosworth y a la madre que parió a Peneque a cuantas reuniones se celebren para dibujar el horizonte que tiene ante sí la Fórmula 1 a partir de 2021, la norteamericana lidia con el mismo problema que tuvo Bernie en su día: los fabricantes disponen de un control abrumador sobre el deporte y no lo van a soltar así como así.