viernes, 22 de septiembre de 2017

Oigo psicofonías


Ni se os ocurra ir al médico si a estas horas notáis como que os falta algo o escucháis voces raras. La mina no da para más, el filón Honda está llegando a su fin, al menos durante este mes, y donde no hay no se puede rascar, que decía aquél.

El caso es que habiendo muchas cosas de las que hablar, de unos meses a esta parte se han concentrado todos los esfuerzos mediáticos en dramatizar una situación que se enrevesaba en pretemporada y ha funcionado a las mil maravillas a partir de entonces, a la hora de atrapar clics, claro, muchos clics, que a veces parecía que los periodistas, redactores y redactores de contenidos, en vez de buscar la noticia salían por la mañana al campo, armados con sus respectivos cazamariposas, por ver si llenaban la bolsa antes del almuerzo.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Daniel pescador


Una parrilla no se puede considerar realmente buena si no dispone de tres o cuatro buenos pilotos pescadores, pero pescadores de los auténticos. 

No señalo a conductores que saben aprovechar una, dos, o las veces que haga falta, cualquiera de esas dichosas ocasiones únicas que se le escapan a la diosa Fortuna cuando juega a los dados, me refiero a ese grupo reducido de individuos que eligen sitio donde aguardar pacientemente, que saben qué tipo de suerte quieren cobrar y la esperan hasta prenderla del anzuelo y el sedal.

Informe de avances [Singapur]


Olvidaros de lo que se dice sobre 2018 porque todo es un enorme argumento trampa. A Honda la han bajado a segunda división y bastante hará si logra cumplir su plan de trabajo en una escudería que con la salida de Sáinz no va a contar con un buen piloto experimentado, y que, tradicionalmente, empieza a sufrir las consecuencias de su bajo presupuesto a partir de verano. Faenza es Faenza, y eso no va a cambiar de la noche a la mañana.

2019 será otro cantar, sin duda. Seguramente no esté aquí para sacar los colores a nadie, pero sí me gustaría dejar bien claro (ahora) que la aventura McLaren-Renault funcionará, o no, dependiendo exclusivamente de lo que hagan Woking y Viry Châtillon. La protagonista de este hilo de entradas no tendrá nada que ver en ello.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

2007 «leaked» cuando yo lo diga


Recién hemos salido de una etapa en que se nos recriminaba, aquí en España, que hablar de McLaren 2007 diez años después de aquello, sí, aquello, era poco menos que andar revolviendo la mierda, pero hete aquí que la prensa inglesa no ceja en rememorar a su manera todas las patachancladas que se produjeron entonces y aquí no la recrimina ni el gato... 

Será que ellos pueden y nosotros no, que ellos saben y nosotros no, que ellos mandan y nosotros no, o sencillamente, que los mamporreros de aquí les hacen a ellos el trabajo sucio por si se produce hueco en las redacciones de las biblias del motorsport y pillan cacho como becarias.

Sergio se hace las ingles


Bueno, ya sabéis, según la prensa especialista, Ferrari no volverá a ganar nada hasta que no monte una unidad propulsora alemana y cuente con al menos un piloto británico en sus filas, el resto es y será italianización, trampas, italianización y trampas, chascos. Shit for ever!, en definitiva.

Cuando tomó las riendas de Maranello, Marchionne encajaba a la perfección en esta apreciación surrealista que tienen los british sobre lo que significa triunfar en Fórmula 1.

martes, 19 de septiembre de 2017

Experiencias religiosas


Quizá sean los años vividos, no voy a decir que no, o aquello del más sabe el diablo por viejo que por diablo que decía mi abuela, pero me escama que hayamos estrenado este año un reglamento revolucionario de la muerte y la actualidad informativa de septiembre pase por hablar de lo que sucederá en la Fórmula 1 cuando todos seamos calvos.

2020, 2021, quedan lo suficiente lejos como para pensar que no interesa mencionar el presente, no sea que nos demos de bruces con una realidad tan irrelevante que no justifica ni el cambio de normativa, ni los neumáticos más anchos, ni los coches más agresivos, ni por supuesto, los ríos de tinta que se han vertido intentando convencernos de que las cosas iban a cambiar radicalmente.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Los esclavos felices


Da igual a qué hora leas esto, seguro que se está buscando un culpable para lo ocurrido en los primeros metros del Gran Premio de Singapur, cuando bajo mi humilde punto de vista a lo más que se puede llegar es a encontrar responsables. Charlie, sus secuaces y mamporreros, son los que han convertido la responsabilidad en culpa sancionable, aunque, bien es verdad, sólo en determinados casos, lo que aún complica más las cosas.

Ayer escribía que soy muy huevón para todo esto porque entiendo que lo normal, casi siempre, es que haya mucho riesgo de contacto cuando dos o más pilotos luchan por una determinada posición en pista. Si no existe intencionalidad no debería haber pena, soy así de sencillito.